Todo producto barato no es low cost.

Este artículo aparecido en la web http://www.formapyme.com me resulta increiblemente acertado para aclarar un movimiento que perjudica a las auténticas empresas Low Cost. En Rotulowcost lo sabemos ya que costó mucho esfuerzo y dolores de cabeza poder reducir los costes de los rótulos luminosos a la mitad sin rebajar calidad ni márgenes de beneficio. Os invito a leerlo y distribuirlo.

Rotulowcost, una auténtica empresa Low Cost


“No todo lo que se presenta como bajo coste es low cost. “Y menos en estos momentos, donde el concepto tiene mucho éxito en sí mismo y se confunden términos”, advierte Valls. Todo producto barato no es low cost, explica, “porque en un momento determinado podemos encontrarnos con restos de serie de un producto concreto”. En los outlets, por ejemplo, se pueden encontrar primeras marcas de primer nivel a un precio rebajado, pero no es low cost.

Silva coincide con este punto de vista y comenta que, en los últimos años, “han surgido muchas empresas que se han autodenominado de bajo coste para que los clientes las asociaran con bajo precio, pero no eran realmente low cost, y por eso ha habido muchos fracasos en esta estrategia”. Silva cita como ejemplo a Air Madrid, la aerolínea española de bajo coste para vuelos de larga distancia que canceló sus operaciones a finales de 2006.

Los expertos señalaron, tras el cierre de Air Madrid, que su fracaso es el ejemplo de que es imposible operar vuelos baratos en rutas de larga distancia. La aerolínea lo intentó, pero a costa de exprimir al máximo su corta flota, haciendo jornadas maratonianas de quince horas de vuelo para amortizar su tiempo al máximo. Un pequeño retraso, por un problema técnico o meteorológico, contagiaba al resto de la red multiplicando su efecto. Lo cierto es que Air Madrid no era totalmente low cost, sólo se parecía al resto de las aerolíneas de su clase en su precio, ya que trabajaba a través de agencias de viajes en lugar de Internet, contaba con clase business y hacia vuelos transoceánicos, dentro de Europa y España, eludiendo el objetivo primordial de controlar los costes al máximo.

Por otro lado, la profesora del IE aclara que hay empresas que han entendido el low cost como una reducción de los servicios “y eso es fácil de imitar, lo difícil es hacer lo que han hecho empresas que han configurado de una manera distinta todas sus actividades”. Por eso, para que una empresa no fracase con este modelo, Silva dice que lo primero que hay que pensar es el servicio básico que quiere el cliente. “La primera innovación es redefinir ese servicio y lo segundo es la redefinición de actividades, que sean más difíciles de imitar”, aclara. Pero, además, es necesario que esta redefinición de servicio básico no afecte demasiado la percepción de calidad. Los riesgos que el modelo plantea son, en su opinión, que la empresa baje la calidad percibida del producto o que no sea capaz, por su estructura de costes, de llegar a ese mínimo precio que te hace sobrevivir en el mercado.

Para Valls, los factores de éxito en la estrategia low cost son, en primer lugar, “hacer una reducción drástica de costes, efectiva. Esto significa un adelgazamiento de la estructura de la empresa”. En segundo lugar, señala, los precios tienen que ser dinámicos, “es decir, que puedan ir modificándose a tenor de donde vaya la demanda. Y por último, es necesario que se publiciten los precios más baratos como la imagen de la compañía”.

Actitudes cruzadas

El profesor de Esade cree que, ante las perspectivas negativas de la economía, es posible que este concepto low cost tenga una implantación cada vez mayor. “Estoy viendo, por ejemplo, cómo en el sector inmobiliario, donde yo no conozco modelos de estructura low cost, se están planteando una serie de estrategias que pueden acabar convirtiendo algunas compañías inmobiliarias en compañías low cost”. En su opinión, en un futuro no muy lejano veremos otra serie de empresas que, en la medida en que se enfrenten a crisis o se enfrenten a situaciones recesivas o negativas, frente a crecimientos importantes en años anteriores del consumo, puedan incidir en estructuras low cost.

Para Silva, sin embargo, este movimiento es independiente de lo que puede ser una ralentización, es algo más coyuntural. “Hay un cambio que es más estructural: el de los gustos de los clientes. Ha surgido un nuevo tipo de consumidor que hace que en muchos sectores sí puedan estar pensando en este tipo de estrategia. Hay clientes que quieren sólo el servicio básico porque no les apetece pagar más por eso, no porque tenga una renta baja”.

En cuanto a este último punto, Valls dice que hay que contraponer el mundo de las marcas, por una parte, de las empresas de prestigio, lo exclusivo, frente al resto de aspectos, que son marcas blancas, segundas marcas, precios low cost. “Ésta es la gran pugna que, en estos momentos, se plantea en la sociedad. No toda la población se decanta masivamente hacia lo low cost, sino que depende en qué momentos, en qué circunstancias, los mismos consumidores que quieren productos low cost desean productos de marca, de exclusividad”. Y añade: “Los directivos están dispuestos a viajar con las mínimas comodidades, sin frills, pero luego cuando llegan al lugar de destino se alojan en un hotel muy caro”. Valls explica que actualmente se dan actitudes cruzadas: “unas veces los consumidores se comportan de una manera y otras veces de otras. Hay una pugna, una sensibilidad en torno a lo que es calidad y prestigio”.

De hecho, los productos y servicios de precio alto, el lujo, sigue teniendo más o menos el mismo número de clientes siempre, haya o no ralentización económica, explica Valls. “Ofertas de alta gama seguirán teniendo el mismo éxito. Con el acuerdo de cielos abiertos de EEUU y Europa (que liberaliza el tráfico aéreo entre ambos lados del Atlántico), hay empresas que están haciendo vuelos entre estos dos destinos en compañías de alta gama”.

Transformación en low cost

Lo que ambos tienen claro es que, en estos momentos, todas las empresas están intentando reducir costes. Sin embargo, transformar la estrategia de la empresa y convertirse en un verdadera low cost es complejo. Silva dice que no en todos los sectores es fácil implementar este modelo porque hay que pensar en actividades distintas, “no debe ser fácil crear una empresa low cost en líneas aéreas de largo recorrido, porque hay que reconfigurar esas actividades. Pensar de una forma distinta es complicado y difícil cuando mucha gente ha estado pensando en eso”. Para hacerlo dice que “es mejor olvidarse de las practicas de la industria, no contar con herencias del pasado, sobre todo para no limitar la capacidad de la empresa para poner en marcha un modelo de negocio y una nueva configuración de actividades de la empresa”.

Valls coincide en que la mayoría de las empresas low cost nacen como tales porque ya reducen drásticamente el número de personas que trabajan en la empresa. “No conozco, por el momento, casos de empresas establecidas que se conviertan en low cost”. Pero para transformar a una empresa en una low cost, él recomienda, en primer lugar, que haya “una drástica reducción de costes, adelgazamiento de estructuras, presencia en Internet, publicitación de los costes bajos y precios dinámicos, son las características que pueden permitir que cualquier empresa, desarrollando estas estrategias, tenga éxito. Aunque haya que reinventar la empresa, se puede empezar de cero y posicionar los productos como productos low cost”. Además, concluye diciendo que “para que haya compañías de low cost tiene que haber masa crítica”.”

Fuente: Universia knowledge Wharton

Anuncios
Publicado en Low cost, Modelo de negocio, Rótulos, Rotulowcost | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Henry Ford dijo: Quien deja de hacer publicidad para ahorrar dinero, es como si parara el reloj para ahorrar el tiempo.

Henry tenía toda la razón. Está claro que en estos tiempos que nos ha tocado vivir el presupuesto para publicidad se ha reducido al haberse reducido los beneficios y en consecuencia el dinero disponible par inversiones. Y digo inversiones ya que siempre he considerado la publicidad como una inversión. Pero no podemos frenar en seco las inversiones ya que esto no provocaría otra cosa que el declive de la empresa hasta su desaparición.

En consecuencia, debemos seguir invirtiendo en publicidad pero al disponer de menos presupuesto tenemos que afinar nuestra creatividad y optar por soluciones lo más efectivas y rentables posibles. Podemos también rebuscar entre miles de opciones que surgen ahora más que nunca y que nos permiten obtener lo mismo por menos euros. Son las llamadas empresas Low Cost, empresas que no bajan precios reduciendo calidad sinó empleándose a fondo para lograr reducir costes y optimizar los recursos. Un buen ejemplo de empresa que ofrece este tipo de productos publicitarios es la que encabeza este blog que te invito a visitar http://www.rotulowcost.es

También es necesario reducir la publicidad de marca en aras de la publicidad que nos traiga ventas rápidas. Lo ideal sería que estas actuaciones enfocadas a la venta rápida tuviesen un componente de conocimiento de marca. ¿Cómo?, de nuevo la misma respuesta… imaginación, creatividad, innovación.

Finalmente citaremos a Albert Einstein que dijo algo así como: “En tiempos de crisis la imaginación es más efectiva que el intelecto”.
Además de otro montón de verdades sobre la crisis y que nos debería llevar a reflexionar sobre lo dicho hasta ahora:

“No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos.
La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche. Es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar “superado”. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y sus penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.

El problema de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque en crisis todo viento es caricia.

Hablar de Crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo.

En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora: que es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

Publicado en Low cost, Rótulos, Rotulowcost | Etiquetado , , , , , , , , , , | 4 comentarios

¿Qué es un modelo de negocio?

Actualmente parece una moda hablar de nuevo modelos de negocio. “¡Hay que innovar en modelos de negocio!”, “He creado una empresa con un nuevo modelo de negocio”, etc.

Pero ¿qué es un modelo de negocio?, un modelo de negocio como definición muy general son aquellas características que lo hacen único y diferente a otros sistemas de generar ingresos empresariales.

Para ofrecer una definición más específica y completa reproduzco aquí la que nos ofrece Scott D. Anthony en su excelente “Guía del innovador para crecer”…

“En su nivel más básico, un modelo de negocio consiste en cuatro componentes, entrelazados, interdependientes:

– La propuesta de valor del cliente que define las ofertas de productos(s) y/o servicio(s) que una empresa brinda a sus clientes a un determinado precio.

– El sistema de beneficio o propuesta de valor empresarial que una compañía emplea para brindar valor económico a sus interesados.

– Los recursos claves que una compañía emplea para crear valor.

– Los procesos esenciales que guían y dan forma a las operaciones; cómo la compañía organiza y actúa para crear y brindar la propuesta de valor al cliente y a sí misma.”

O sea que a la hora de pensar en un nuevo modelo de negocio debemos tener en cuanta al menos estos cuatro componentes.

Es importante ahora crear nuevos modelos de negocio que se adapten a la situación actual. Un modelo de negocio puede ser similar o incluso igual a otro pero adaptado a un sector o indústria determinada. También puede ser una acertada mezcla de varios modelos de negocio.

Rotulowcost ha sabido crear un nuevo modelo de negocio adaptado a su sector. Aunque el modelo de negocio se podría denominar “Low Cost” consta de características que lo hacen único ya que se creó para funcionar en el sector de la rotulación para empresas.

Ninguna empresa de rotulación creía posible que un rótulo se podría comercializar sin incluir la toma de medidas, el diseño gráfico y la instalación física del rótulo. Sin embargo en sólo ocho meses Rotulowcost ha vendido a través de su página web más de 350 rótulos en toda España bajo este modelo y las curvas de ventas han sido y siguen siendo ascendentes.

Publicado en Low cost, Modelo de negocio, Rótulos, Rotulowcost | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Conoce el RotulCreator de Rotulowcost

La web de Rotulowcost dispone de un diseñador de rótulos on-line caracterizado por su simplicidad y facilidad de uso. Cualquier persona sin conocimientos de diseño es capaz de crear un gráfica espectacular para su rótulo o cartel.

El RotulCreator en su versión 3.0. tiene un tutorial interactivo que permite en 30 segundos aprender su uso.

Rotulowcost comercializa rótulos luminosos, sin iluminación, carteles, vinilos, lonas y todo tipo de rotulación para la empresa a través de su web http://www.rotulowcost.es, ha sido creada y funciona bajo la filosofía Low Cost por lo que es capaz de ofrecer rótulos de alta calidad a precios que rondan el 50% del precio habitual en el sector.

Después de elegir el tipo de rótulo y la medida, el cliente puede utilizar el RotulCreator para diseñar el rótulo o enviar el archivo acabado directamente para su impresión y posterior fabricación.

Se puede acceder directamente al RotulCreator en el siguiente vínculo:

http://www.rotulowcost.es/new_design.php?lng=es&design_config%5Brel_template%5D=&design_config%5Brel_tipo%5D=1&design_config%5Brel_measure%5D=1

Publicado en Low cost, Modelo de negocio, Rótulos, Rotul Creator, Rotulowcost | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

Entrevista de Aserluz a Rotulowcost

Empresario e idea de negocio:
 
Pep Llabrés es el fundador de Rotulowcost. Lleva quince años en el sector de la rotulación como rotulista tradicional y hace 6 meses decidió dar un giro a la concepción tradicional de la empresa de rotulación creando Rotulowcost, una innovadora empresa basada en el modelo de negocio Low Cost aplicado a este sector industrial.
 
Con este modelo ha logrado reducir los costes de material y producción de tal forma que es capaz de ofrecer los productos que comercializa a menos de la mitad de su precio habitual sin reducir calidad. De hecho, sus productos cumplen con el Marcado CE como obliga la normativa Europea.
 
Para reducir aún más los costes, Rotulowcost traslada al cliente algunos de los más costosos trabajos complementarios de un rótulo: toma de medidas, diseño, elaboración de presupuestos, montaje y cobro. Esto reduce increíblemente el coste total del rótulo.
 
Rotulowcost es una empresa industrial on-line y no tiene estructura de fabricación propia como veremos más adelante. Su sede su ubica en Palma de Mallorca.
 
 
¿Cómo se inició vuestra andadura en el sector?
 
El 1 de julio de 1995 adquirí una pequeña empresa de rotulación en la Playa de Palma de Mallorca, una zona turística de primer orden. La empresa disponía de un local en alquiler de 30 m2 y una trabajadora a media jornada. En 3 años la empresa se había trasladado a un polígono industrial y sus instalaciones contaban con una nave de 800 m2 y 35 trabajadores, habiéndose convertido en la primera empresa de rotulación de las Islas Baleares.
 
En el año 2005, Pep Llabrés vendió sus acciones en la empresa y tras un periodo de descanso inició una etapa de consultor durante tres años y medio en una empresa distribuidora de material para el sector de la rotulación, conociendo de esta forma el sector desde el “otro lado”.
 
Tras estos periodos puso en marcha Rotulowcost.es, una idea gestada hacía seis años al detectar un serio problema y una gran oportunidad de negocio en el sector de la rotulación. El problema era que los rótulos eran caros (aunque eso estaba justificado por la infraestructura necesaria para su fabricación y el costoso servicio que se debía ofrecer) y de ello precisamente nacía la oportunidad de negocio, ofrecer rótulos más económicos sin bajar la calidad.
 
 
¿Cómo nació la empresa actual?
 
El periodo de I+D+i de Rotuloscost empieza en agosto de 2009 poniendo en marcha las ideas de hacía seis años y que no había podido poner en marcha por estar imbuido en la gestión de otras 5 empresas.
Ese fue el momento propicio de inventar un nuevo perfil para luminoso y un sistema de fabricación asociado que reduce de forma sorprendente los costes de material y la mano de obra al fabricar un rótulo luminoso. Se ha solicitado modelo de utilidad y patente para el perfil y el sistema de fabricación respectivamente.
 
La empresa inauguró su actividad el 11 de marzo de 2010.
 
 
¿Qué superficie tiene la empresa?
 
Low Cost, al contrario de lo que la mayoría de gente piensa, no significa “bajos precios” si no “bajos costes”. Por ellos y basándose en uno de los principios del modelo de negocio Low Cost, la empresa convierte en variables todos los costes posibles.
 
Para ser coherente con este principio Rotulowcost subcontrata la fabricación integral de todos los productos que comercializa, llegando a acuerdos bajo licencia de su perfil y sistema con fabricantes de primer orden del sector.
 
En consecuencia, Rotulowcost tiene un despacho administrativo de 15 metros cuadrados equipado con moderna tecnología informática y un pequeño taller donde el propietario realiza las tareas de I+D+i de unos 20 metros cuadrados.
 
 
¿De qué medios humanos disponéis y cómo estáis organizados?
 
Siguiendo el mismo principio anterior, Rotulowcost sólo tiene un trabajador autónomo, Pep Llabrés, propietario de la empresa. Todas las demás tareas están o subcontratadas o automatizadas a través de la página web y su sistema de gestión comercial y contable integral. Ambos sistemas están integrados entre sí.
 
 
¿Vuestra producción abarca todo tipo de rótulos?
 
Actualmente Rotulowcost ofrece a través de su página web un portfolio de rótulos de medidas estándar, a saber:
 
–         Plafones luminosos.
–         Banderola luminosas.
–         Carteles sin iluminación.
–         Lonas impresas.
–         Vinilos impresos.
–         Placas de metacrilato para luminosos.
 
La página web y la empresa en sí están pre-organizadas para ampliar el catálogo con otros productos de interés para sus clientes.
 
Rotulowcost ofrece además todo tipo de rótulos a medidas y configuraciones no estándar ya que su estructura Low Cost le permite ahorrar mucho costes y ofrecer buenos precios incluso a medidas no estándar. Esta gama de rótulos se denomina Mid Cost.
 
 
En el aspecto de instalaciones ¿contáis con medios propios o trabajáis con autónomos?
 
Como se ha explicado, Rotulowcost no tiene estructura física ni humana propia. Sin embargo no cuenta con trabajadores autónomos sino empresas del sector que han pasado por un proceso de formación para adaptar sus sistemas a la filosofía de funcionamiento de Rotulowcost.
 
Son empresa líderes que fabrican bajo especificaciones y licencias de Rotulowcost.
 
 
¿Cómo creéis que se presenta el futuro mercado del rótulo?
 
Las empresas de rotulación tienen que sufrir un profundo proceso de tecnificación en fabricación y en nuevas tecnologías. Desaparecerán la mayoría de empresas que han quedado ancladas en la fabricación manual de los rótulos por medios tradicionales. El cliente, ahora más que nunca, busca productos de diseño y a precios razonables, cosa que sólo se puede conseguir con herramientas y máquinas controladas por ordenadores y en los que la creatividad y el diseño sean gran parte del producto en sí.
 
 
¿Cómo valoráis la situación de la competencia? ¿Qué os distingue de ella?
 
Rotulowcost es la primera y única empresa del sector que nació y opera bajo el modelo Low Cost y la única que ofrece a través de internet todos sus servicios.
 
También es la única en la que el cliente puede realizar su propio diseño a través de la plataforma web y obtener el producto acabado en su empresa en sólo cinco días, cuando la media del sector puede rondar los 10-15 días,
 
Ofrecemos diseño, calidad, seguridad y rapidez a un precio muy competitivo.
 
 
¿Cómo pensáis que el desembarco de países asiáticos en Europa puede afectar al mercado español?
 
Afectará si las empresas del sector no saben adaptarse a los nuevos cambios en el mercado. Todos competimos ahora en un mercado global y hay que adaptar las empresas a esta realidad. Adaptar no sólo la infraestructura y la tecnología, sino más importante que esto, la forma de pensar y de entender la empresa y el mercado.
 
No existe tal “desembarco de países asiáticos en Europa”, traduzcámoslo como que unas empresas que nunca había operado en nuestro mercado ahora han decidido hacerlo. Pues operemos nosotros en el suyo. No hay que pensar sólo que no podremos competir porque sus precios y mano de obra son más económicos, que es cierto, pensemos en que China (por poner un ejemplo) es un mercado enorme y que con imaginación e innovación se puede acceder a él. ¿Quién no querría tener un 0´01% del mercado Chino?. Eso significaría unos 140.000 clientes en ese país…¿Quién los tiene aquí?.
¿Creéis que el fabricante de rótulos español es reticente al uso de nuevos materiales?
 
Salvo algunas pocas empresas innovadoras e inquietas, si, creo que al rotulista en general en España no le gustan los cambios, ni en materiales, ni en maquinaria, ni en clientes potenciales. Estamos muy cómodos con lo que nos funciona, el problema viene cuando lo que hasta ahora funcionaba, ya no.
 
Queda mucho por descubrir en este sector y hay que incentivar a las empresas y formarlas para que inviertan un poco en investigación y desarrollo. Ahora hay tiempo para hacerlo.
 
 
ASERLUZ, nuestra Asociación; ¿Cómo ves su presente y futuro?
 
Creo que Aserluz debería hacer un gran esfuerzo por captar más asociados. La asociación es muy activa gracias a su junta directiva y especialmente al trabajo diario de Luis Adolfo, pero una asociación tiene tanta más fuerza cuantos más asociados representa. Creo que menos de 300 asociados en toda España son muy pocos, especialmente con la longevidad de la asociación y en un sector con tantas empresas de rotulación y artes asociadas. En los últimos dos años se ha incrementado en tres el número de socios.
 
La futura nueva sede con el centro de formación puede ser un buen incentivo para captar nuevos socios.
 
 
Vínculos de interés:
 
http://www.rotulowcost.es

Publicado en Low cost, Modelo de negocio, Reinvención de la empresa, Rotulowcost | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Del Low Cost al Quality Cost

Quiero compartir este artículo de Castillón, articulista y escritor, que me ha parecido muy interesante, ya que cuadra mucho con el sistema de trabajo en reducción de costes que llevamos a cabo en Rotulowcost.

“Con este concepto que este editor expone extensamente en una obra de su autoría en forma de ensayo sobre gestión empresarial quiere mostrar las diferencias dentro del mismo concepto “Low cost” y lo que según mi entender debería ser la evolución de este concepto hacia el concepto “Q cost” u otramente dicho “Quality cost” para que este concepto fuese realmente rentable para la empresa y útil para la sociedad.

En los últimos años hemos escuchado hablar mucho del concepto “Low cost”, incluso hemos vivido la eclosión de este concepto en sectores y ámbitos que se alejaban de los sectores y orígenes que los vieron nacer y desarrollarse, pero esta eclosión también ha llevado a una perversión del mismo concepto, veámoslo.

Anunciate aquí

El concepto “Low cost” en realidad no es un concepto novedoso, es un concepto tan antiguo como la existencia del comercio en general, a lo largo de la historia en general siempre se han ofrecido productos de un mismo ámbito pero de distinta gama de calidades, lo que realmente venia a transformar el moderno concepto de “Low cost” era precisamente ya no solo el ofrecer diversas gamas de calidades sino ofrecer la mayor calidad posible al menor y mejor optimizado coste posible, esto apoyado por varias estrategias, procesos y en muchos casos por el uso intensivo de las nuevas tecnologías o la deslocalización por ejemplo según los casos era, es y será un objetivo y un reto para cualquier empresa.
Ahora bien la perversión del concepto “Low cost” se produce cuando ya no se trata de ofrecer el mejor servicio o producto al mejor precio posible y también con la mejor rentabilidad posible para la empresa sino que entonces de lo que se trata es de ofrecer productos o servicios lo más baratos posibles sin que importe primordialmente el equilibrio con la calidad, ello podrá tener otros nombres, como segmento de un producto o servicio, productos o servicios baratos pero en ningún caso productos o servicios “Low cost”.

Dicho esto decir que probablemente el error este en ensalzar, en perseguir el modelo “Low cost” en todos los casos, probablemente sería mejor e incluso más rentable para la empresa apostar por el modelo “Q cost”, un modelo que apueste por conseguir la máxima optimización del coste, si, pero relacionada indisociablemente con un nivel de calidad y servicio que nunca deberemos rebajar, y es que ni todo el mundo persigue lo más barato, ni todo el mundo se conforma con una baja calidad, seguro que el “Low cost” será una buena y apetecible opción en algunos casos, ¿pero en todos?, y especialmente y lo que más nos incumbe en este articulo, ¿será siempre apostar por vender lo más barato para vender más lo más rentable en todos los sentidos para la empresa?.”

Publicado en Low cost, Rotulowcost | Deja un comentario

La importancia de un rótulo

Es increíble que aún se monten negocios, comercios, se abran empresas cuyos empresarios no dan importancia al rótulo de su establecimiento. La atención hacia la publicidad de la empresa se enfoca a los medios (sean on u off linee), a la imprenta, las relaciones sociales, etc. Todo esto está muy bien ya que se supone que nos atraerá clientes a nuestra empresa. Pero que ocurre con el cliente potencial que pasa por delante de nuestro negocio. Es un cliente potencial que tenemos que captar y que si no se percata de que estamos ahí no entrará y perderemos la posibilidad de convertirlo en cliente.

El rótulo, cartel, letrero, como lo queramos denominar, es la cara de nuestro negocio. ¿Te presentarías ante un potencial cliente sucio, mal afeitado, despeinado?. Pués si tu rótulo está viejo, sucio o simplemente no tienes, creas el mismo efecto.

Un rótulo puede atraer clientes o los puede ahuyentar.

Todo esto sin hablar del diseño. Ahora que nos hemos decidido por colocar un rótulo el diseño es muy importante y me refiero al diseño aunando estética, originalidad y contenido. De nada sirve un diseño muy atractivo si el rótulo no comunica lo que deseamos.

El rótulo es una inversión en publicidad muy rentable. Un rótulo bien fabricado y con un buen diseño que se mantenga actual en el tiempo, durará una media de 10 años. ¿Qué publicidad dura tanto?, ¿Qué publicidad verá tanta gente en esos diez años sin tener que reinvertir en ella?.

Da igual el tipo de rótulo que coloquemos en nuestra empresa o comercio, luminoso, sin iluminación, de plástico o de madera, liso o corpóreo, lo importante es tener uno y que identifique, comunique y ¡venda!.

Publicado en Rótulos, Reinvención de la empresa, Rotulowcost | Deja un comentario